El tejido inteligente que elimina el dolor

Convierte la luz ultravioleta en luz infrarroja para conseguir un efecto antiiflamatorio, analgésico y regenerador.

Qué es

Ionfyx son parches fabricados con un tejido inteligente que contiene nanopartículas capaces de transformar la luz ultravioleta ambiental, presente hasta en la oscuridad e imperceptible para el ojo humano, en luz infrarroja.

Cómo funciona la luz infrarroja:

Al colocar el parche sobre la zona dolorida, la luz infrarroja penetra el cuerpo hasta 15 centímetros.

Los infrarrojos lejanos activan la circulación sanguínea haciendo que lleguen más nutrientes y más oxígeno a las células, lo que hace que transformen más energía. Además, facilita la eliminación de toxinas. 

Todo esto contribuye a la regeneración de la zona haciendo que la recuperación sea más rápida y que el dolor disminuya. 

Numerosos estudios científicos demuestran que la luz infrarroja tiene efecto:

Antiinflamatorio

Ayuda a bajar la inflamación que se puede producir por una lesión, por una sobrecarga, un sobreesfuerzo.

Analgésico

Elimina el dolor por el efecto del calor sin necesidad de tomar medicamentos.

Regenerador

Contribuye a que la recuperación de la zona dolorida sea más rápida.

Todo ello, de forma segura y sin efectos nocivos.

La luz infrarroja se ha utilizado incluso para mantener la temperatura de bebés recién nacidos y lo mismo para astronautas de la NASA en el espacio. 

Y es que se trata de una forma inocua para generar calor y calmar el dolor.

Sin Medicamentos

Los parches inteligentes de Ionfyx emiten luz infrarroja imperceptible a la vista que actúa sobre la zona dañada y no llevan ningún tipo de medicamento.

Sin efectos nocivos

La luz infrarroja no tiene ningún tipo de efecto secundario por lo que cualquier persona puede utilizarla para aliviar el dolor muscular, esquelético y articular.

Cómo utilizar Ionfyx:

Elige el parche adecuado para la zona en la que tienes dolor.

Los parches están diseñados para que se adapten al cuerpo y para que puedas usarlos de forma cómoda, casi sin darte cuenta. Por ello, hay diferentes modelos adecuados para diferentes zonas del cuerpo como la espalda o los brazos y las piernas.

Coloca el parche sobre la zona dolorida.

Debes colocar el parche sobre la zona en la que se origina el dolor, sobre la ropa o sobre la piel sana. Los parches se sujetan al cuerpo con cómodas cintas o a la ropa con imanes, según el modelo. 

No debes utilizar los modelos con imanes si tienes un marcapasos o un implante coclear.

Lleva el parche puesto las 24 horas hasta que desaparezca el dolor.

Para que los parches hagan su efecto, debes llevarlos puestos durante las 24 horas del día hasta que el dolor se reduzca o desaparezca. Los parches son cómodos, suaves y ligeros por lo que llevarlos puestos es discreto y no te resultará incómodo. Puedes (y debes) dormir con el parche puesto para lograr la máxima efectividad. 

El tiempo necesario para reducir el dolor depende del tipo de lesión y del tipo de dolor.

Uso preventivo.

Una vez que tengas el parche, es recomendable que lo utilices de forma preventiva, es decir, al empezar a notar molestias sin esperar a que se conviertan en un dolor agudo. De ese modo, podrás evitar que vaya en aumento y liberarte del dolor en menos tiempo.

Los parches de Ionfyx están diseñados y fabricados a mano en España.

Gracias a la tecnología de Ionfyx, a su diseño y a los materiales utilizados en la fabricación, son:

Cómodos y ligeros

Están fabricados con un tejido suave y agradable al tacto. Son ligeros y se adaptan a la forma del cuerpo por lo que apenas notarás que los llevas puestos. 

Seguros

Sin efectos secundarios ni nocivos para la salud. Se basan en las propiedades de la luz infrarroja y cualquier persona puede utilizarlos.

Duraderos

Pueden durar años y años. Depende del uso que se haga de ellos. No llevan pilas ni baterías por lo que no necesitan recargas y se pueden lavar sin perder efectividad.

Cómo surgió Ionfyx

Puede parecer magia pero es ciencia. Y como tantos otros inventos a lo largo de la historia, la aplicación de la nanopartícula de Ionfyx para eliminar el dolor surgió de forma “casi accidental”. 

Me llamo José Bravo. He pasado más de cuatro años investigando estas nanopartículas hasta dar con la forma de producirla y aplicar sus propiedades para eliminar el dolor de la forma más cómoda posible, con los parches de Ionfyx.

Todo comenzó buscando obtener energía eléctrica

El objetivo inicial de mi investigación era sobre las energías alternativas y sobre cómo transformar energía ambiental en energía eléctrica. Di con diferentes formas de realizar esta transformación. La más sencilla fue transformar luz ultravioleta (no visible) en infrarrojos a través de una nanopartícula. 

Mientras estudiaba la nanopartícula, sufrí una fuerte lumbalgia que me obligó a parar.

Así surgió el primer producto de Ionfyx

Sabía que esa nanopartícula emitía ondas beneficiosas para la salud y me lancé a probarlo. Fabriqué el primer producto de Ionfyx para eliminar mi propio dolor de espalda.

¿El resultado? El alivio fue inmediato y al cabo de tres días la lumbalgia había desaparecido. Fue el primer paso para empezar a testear el efecto de las nanopartículas para eliminar el dolor muscular. 

Y tres años de investigación más han dado como resultado los productos de Ionfyx de hoy

Han sido tres años de investigación y de ensayos para comprobar que, en efecto, la nanopartícula que convierte la luz ultravioleta en luz infrarroja es efectiva para eliminar el dolor muscular, esquelético y articular. 

Yo mismo he experimentado el cambio y he podido retomar la práctica de mis deportes favoritos como la escalada o el surf. 

Ahora, Ionfyx es un producto probado, inocuo y efectivo que ayuda a eliminar el dolor para seguir con la vida diaria sin limitaciones.

DESCUBRE COMO IONFYX HA AYUDADO A
GENTE COMO

Julia

Después de varias operaciones de hernias lumbares, con dolores, lumbago y artrosis, decidí probar Ionfyx. Después de utilizarlo solo puedo decir:  vivir sin dolor no tiene precio.

Sebastián

Tengo un quiste de Baker, un edema óseo y una tendinitis rotuliana. Soy jugador de voleibol semi-profesional y mis problemas en la rodilla no me permitían continuar la temporada. Después de utilizar Ionfyx apena noto dolor y puedo continuar haciendo lo que más me gusta.

Almudena

Tengo fascitis plantar de hace varios años. He dejado de hacer deporte por el dolor, que incluso me impedía casi andar por la playa. Después de utilizar IonSole el dolor se ha reducido muchísimo. 

¿Quieres probar Ionfyx para eliminar ese dolor que condiciona tu día a día?

Visita la tienda y elige el producto adecuado para la zona en la que tienes dolor.